Carta abierta “Ningún coronavirus puede reinar en la escuela”

Carta abierta “Ningún coronavirus puede reinar en la escuela”

A LOS RESPONSABLES POLÍTICOS Y ADMINISTRATIVOS DEL SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL, A TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA y PROFESIONALES DE  LA SALUD DEDICADOS A LA INFANCIA 

Gobierno de España

Excmo. Sr. Presidente D. Pedro Sánchez Pérez-Castejón

Excmo. Sr. Ministro de Sanidad D. Salvador Illa Roca

Excma. Sra. Ministra de Educación Dª. Isabel Celáa

Excmos. Srs. Presidentes de las Comunidades Autónomas

Excmos. Srs. Consejeros y Consejeras de Educación 

Directores de centros

Asociaciones y sindicatos profesionales de educadores, profesionales de la infancia

Unidades de Salud Medioambiental Pediátrica (USMAP-PEHSU)

Asociaciones de Familias, Madres y Padres

Familias, docentes, pediatras y enfermeras de Pediatría

La escuela no es esto. Es un momento de encuentro, de compartir. En estas condiciones es imposible. Lo que estamos haciendo, como maestras, es francamente horrible”.
Sra. Gual, directora de la escuela Primaria “Arrels Vernet” de Perpignan  (Francia), en declaraciones a la radio sobre las medidas “antiCovid”

Tenemos a bien dirigirles esta carta en relación al debate en curso sobre la normativa que se pretende implantar en las escuelas, a partir de septiembre, al parecer con el objetivo de evitar un nuevo brote de COVID-19

Los abajo firmantes, profesionales dedicados a la infancia, desde sus múltiples facetas, y comprometidos con sus derechos, queremos expresar nuestro desacuerdo con las medidas anunciadas, que consideramos inadecuadas y potencialmente peligrosas para el desarrollo saludable y el equilibrio psico-emocional de niños y niñas.  Estamos convencidos que dichas medidas:

  1. No se justifican desde el punto de vista médico-científico, a la luz del conocimiento actual sobre esta enfermedad y de los resultados de investigaciones más recientes.
  2. Adolecen de una completa falta de sensibilidad hacia las necesidades vitales y los derechos fundamentales de la infancia 
  3. Podrían tener efectos colaterales perversos mucho más graves que el contagio, en unas jóvenes personas ya suficientemente castigadas por esta crisis.

1.  Medidas sin fundamento científico

Las sobrecogedoras imágenes del inicio de curso en algunos centros educativos de otros países, aparecidas en los medios comunicación de masas (que curiosamente no nos han mostrado las muchas escuelas europeas abiertas con otro tipo de criterios), así como las intenciones expresadas en las declaraciones de la señora Celáa, y en un reciente artículo de El País, muestran una escuela fría y robótica a la que nadie querría acudir. Una escuela cuyo elemento central son unas supuestas necesidades de protección, en base a un principio de precaución que no justifican los estudios y sin proporcionalidad alguna con el peligro real que el COVID-19 representa para los escolares y sus familias

Desde el inicio de la epidemia se vienen acumulando abundantes evidencias científicas que demuestran la excelente tolerancia y escasísima contagiosidad de los menores de 20 años al nuevo coronavirus. Aunque las razones de esta especie de inmunidad natural son todavía desconocidas, y existen diversas hipótesis (inmunidad cruzada con otros coronavirus, falta de receptores específicos del virus en las vías respiratorias, mayor tamaño del timo en la infancia…) lo cierto es que la enfermedad afecta a un pequeñísimo porcentaje de esta población, muy inferior al de los adultos (estudios de Islandia, España, Italia o EE.UU, entre otros)  y, en la gran mayoría de los casos, casi siempre sin o con síntomas leves y bajo porcentaje de hospitalizaciones.  El COVID-19 ha causado un número ínfimo (rozando su total ausencia) de fallecimientos en niños de todo el mundo, cientos a miles de veces inferior al de enfermedades víricas mucho más peligrosas para la infancia, como la gripe estacional o la bronquiolitis del Virus Respiratorio Sincitial (VRS), que causa la muerte de entre 66.000 y 200.000 niños al año, y que jamás han provocado medidas drásticas de confinamiento estricto ni, por supuesto, el cierre o la transformación de escuelas. Abundantes referencias bibliográficas disponibles y datos epidemiológicos, publicados por las administraciones sanitarias de muchos países, confirman que los niños juegan un papel muy reducido, si no nulo, en la difusión de esta pandemia. Todos los datos apuntan a que se contagian con mucha dificultad y no contagian a otros, ni niños ni adultos.  Así mismo, el papel del cierre de las escuelas en la evolución de la pandemia está muy en entredicho y sus efectos negativos en niños, familia y sociedad no pueden ser ignorados.

Dado que la infancia es un estrato de la población que prácticamente no se contagia ni contagia a otros, que padece la enfermedad de modo tan leve y juega un papel tan poco relevante en la evolución de la pandemia, no tiene sentido condicionar el programa de retorno escolar y las actividades colectivas de niños y niñas a disponer de una vacuna segura contra este coronavirus, que además puede tardar bastante tiempo en estar disponible.

2. Que vulneran sus derechos 

No es necesario ser educador o educadora, madre o padre para darse cuenta de la dificultad de implementar con niños, niñas y jóvenes la mayor parte de estas medidas y, muy especialmente, el distanciamiento social (la facilidad o dificultad para imponerlas no nos parece un criterio adecuado).  Incluso el éxito en conseguirlo representa, paradójicamente, el fracaso de la tarea educativa, porque atenta contra las necesidades vitales de la infancia protegidas, entre otros textos legales, por la Convención de los derechos del Niño.

Al encontrarse en período de crecimiento, niños, niñas y adolescentes son especialmente sensibles a las características del entorno que, de no responder a sus necesidades vitales, puede dañar gravemente su desarrollo. 

Desde hace más de un siglo, sabemos por numerosas investigaciones que el tacto y el contacto humano, con las figuras maternas (y otras figuras afectivas que incluye a niños y niñas), desempeña un papel fundamental en el bienestar y el desarrollo infantil, tan importante como el alimento o el sueño. La observación en orfanatos de graves alteraciones psicológicas y físicas (“hospitalismo”) derivadas  de la ausencia de contacto o de un contacto insuficiente (René Spitz, Ashley Montagu) constituye una de las bases de la teoría del apego de Bowlby, quien, junto a muchos otros autores, ha demostrado la imperiosa necesidad de contacto humano, para un desarrollo social y emocional saludable. 

El rostro y la mirada son uno de los elementos fundamentales a través de los cuales niños y niñas aprenden a identificar las emociones, desarrollan la capacidad de empatía e incorporan los complejos y delicados procesos de la comunicación humana.

El juego es un elemento esencial para el desarrollo y el aprendizaje en la infancia, reconocido y protegido en la Declaración de los Derechos del Niño de 1959  y en la Convención sobre los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989 y ratificada en España en BOE de 31.12.1990.  Implica diversas formas de contacto, entre otras el contacto físico: acariciar, abrazar, sostener y retozar cuerpo a cuerpo con otros niños y niñas son gestos esenciales para el desarrollo de las capacidades sensoriales, motoras, emocionales, creativas, sociales y de aprendizaje. En la adolescencia, la proximidad de los compañeros es también fundamental para el desarrollo psico-emocional y sexual. 

Limitar los movimientos, dentro y fuera del aula, obliga a los docentes a utilizar como única herramienta pedagógica la lección magistral, una práctica educativa parcial, destinada principalmente a la transmisión de contenidos intelectuales, que no tiene en cuenta la naturaleza holística del ser humano, y la compleja interrelación entre todas sus dimensiones (físicas, emocionales, sociales, creativas, cognitivas, espirituales…). Tampoco atiende a la necesidad infantil de experiencias reales y concretas, que les permiten construir su propia representación del mundo. Por último, no favorece los procesos participativos, de elección y decisión, esenciales para la vida en una sociedad que se dice a sí misma democrática.

3. Con posibles efectos colaterales

La sustitución de la presencia y el contacto humano por una educación digital individual, a través de las pantallas, que la mayoría de las veces reproduce el libro de texto, abunda en la misma falta de sensibilidad hacia la necesidad de contacto humano, esencial para el desarrollo, y favorece la proliferación de numerosos trastornos vinculados al carácter altamente adictivo de estos aparatos. 

Elevados niveles de exposición a las pantallas como los que están viviendo niños, niñas y adolescentes durante este confinamiento, y que podrían convertirse,  a partir de ahora, en la norma de la “nueva normalidad”, se han relacionado, desde hace más de veinte años, con diversos trastornos como la obesidad, la hiperactividad, algunas formas de déficit de atención  y de autismo

Los estudios realizados, estos últimos meses, muestran unas criaturas fragilizadas, a nivel físico y psíquico, por varios meses de encierro. Con miedos, ansiedad social, obsesión por la limpieza, dificultades de concentración, retraso psicomotor, sentimientos de culpa, carencias de socialización, desconexión del instinto de juego, tristeza, depresión… 

Las medidas de distanciamiento excesivas (eliminar áreas de juego, prohibir que los niños jueguen entre sí o negarse a ofrecer contacto y consuelo) son innecesarias y están en las antípodas de su necesidades actuales. Pueden causarles más ansiedad, y contribuir a cronificar sus dificultades, en lugar de ayudarles a superarlas. También afectan psicológicamente a los educadores, que llegan a perder el sentido y el compromiso con su profesión.

Por todo lo expuesto, proponemos un retorno a la escuela centrado en :

Un enfoque integral de los cuidados para humanizar la escuela

Cuando se habla de poner en el centro de la vida los cuidados, hemos de evitar reducirlos a los meros cuidados físicos, en todas las edades, pero especialmente en la infancia.

Si queremos mejorar nuestra respuesta a la epidemia, los resultados de los estudios recientes, sobre los efectos del confinamiento en niñas y niños deberían permitirnos discriminar,  ante posibles rebrotes de la enfermedad, entre medidas que se han mostrado claramente eficaces y otras que no.

Las necesidades de tacto, contacto personal,  interacción  y relación con los iguales, movimiento, juego, aire libre, vínculo con la naturaleza…no son meros caprichos ni deseos superficiales infantiles que puedan retirarse alegremente basándose exclusivamente en el principio de precaución. La debida cautela debe equilibrarse con la necesaria proporcionalidad de las medidas, atendiendo a todas las dimensiones de la salud, precisamente para eludir los efectos indeseables que pueden derivarse de un exceso de protección. Si tratamos de evitar una dolencia perjudicando el bienestar y dañando la vitalidad de las criaturas, el riesgo no está bien calculado y el remedio es peor que la enfermedad.

Tras el confinamiento, niños y niñas precisan una acogida cálida, y un acompañamiento personalizado que les permita expresar, elaborar y superar, en un espacio distinto al de sus familias, las vivencias traumáticas del confinamiento. Necesitan una escuela que les ayude a amortiguar el golpe recibido, a fortalecer su resiliencia y recuperar el tiempo perdido, y la confianza en la vida.

Por encima de cualquier epidemia, ¿acaso las criaturas no tienen derecho a ser acogidas como se merecen? ¿No tienen derecho a crecer, aprender y desarrollarse sin miedo? ¿A disfrutar de su niñez y desarrollarse plenamente? 

Esta crisis puede ser una oportunidad para crear una escuela más cálida y humana adaptada a las necesidades vitales de la infancia: 

  • Una escuela íntima, con ratios reducidas, por criterios educativos  de cuidado y de salud entendida como bienestar físico, mental y social. Aunque con diferentes intensidades y matices, la infancia de los tiempos del COVID ha recibido un duro golpe. La escuela debería acogerles con calidez, en pequeños grupos, ofreciéndoles los espacios de intimidad que necesitan para elaborar e integrar estas vivencias traumáticas y extraordinarias. Debería ayudarles a recuperar confianza y seguridad en sí mismos, en los demás y en la vida. Además, crear pequeñas comunidades centradas en el cuidado, hace más fácil el control y seguimiento de los posibles contagios.
  • Una escuela de la ayuda mutua.  Frente a la rigidez de esa escuela robótica, centrada exclusivamente en las materias, aprovechemos para profundizar en una escuela más orgánica y flexible, centrada en las personas. Para atender a las pequeñas comunidades, además de contratar más educadores y profesores, se puede apelar a voluntarios de las propias familias, asociaciones, estudiantes en prácticas…o a la creación de grupos multiedad, donde los niños más mayores asumen responsabilidades sobre los más pequeños. Una diversidad que multiplica los talentos y capacidades disponibles, sin minar la calidez humana. 
  • Una escuela coherente y democrática en la que los niños puedan participar y sean tenidos en cuenta. Para crecer con salud y responsabilidad, la infancia necesita un sistema normativo coherente, sobre el que pueda reflexionar, que pueda comprender y explicar, en el que pueda participar y, si es necesario, también contribuir a modificar. Este es un aspecto fundamental de la educación moral, política y democrática de un pueblo, que la escuela no puede descuidar.
  • Una escuela renaturalizada y territorializada. Los estudios indican que la naturaleza es un factor de resiliencia fundamental para la infancia del post confinamiento. Proporciona a niños y niñas todo lo que necesitan para crecer y desarrollarse saludablemente a nivel físico, emocional, social, creativo e intelectual. Les ayuda a recuperar la seguridad y la confianza que los últimos acontecimientos sin duda les ha hecho perder. Ofrece espacios alternativos a las aulas, para acoger a las pequeñas comunidades de cuidado: patios renaturalizados, jardines, huertos, bosquecillos, playas, parques y plazas cercanas, pero también equipamientos públicos como bibliotecas, centros de ocio, deportivos,  de educación ambiental,  etc.  El contacto con la naturaleza ayudará a niños y niñas a superar con más facilidad sus dificultades, y a prevenir una posible cronificación de las mismas. 

Por todo lo expuesto, solicitamos la revisión de las medidas planteadasreclamamos que, bajo ningún concepto, pierdan de vista las instituciones escolares su misión y su sentido, al servicio de los niños, niñas y adolescentes. 

Proponemos un modelo educativo que, en lugar de centrarse en el imperativo de evitar la enfermedad a cualquier precio (máxime cuando esta en concreto no tiene especial gravedad para la población infantil), proteja el derecho a la salud, que según la propia constitución de la OMS, “es un estado de completo bienestar físico, emocional y social”. 

Nuestras criaturas merecen una educación sin rígidos protocolos externos (elaborados por expertos de una única disciplina, en lugares alejados de sus realidades) y maestras estresadas intentando cumplirlos. Precisan espacios y comunidades educativas responsables, preocupadas por la salud integral, el bienestar y un desarrollo pleno y saludable. Escuelas que, en coordinación con las familias, introducen en sus procesos medidas centradas en el cuidado a la vida, construyendo de manera activa y colectiva su seguridad según sus propias trayectorias de aprendizaje.

Necesitan adultos que protejan su derecho a vivir y que entiendan la responsabilidad, no como resultado de una obediencia ciega, sino de un posicionamiento personal, crítico y creativo. Adultos capaces de gestionar sus emociones, de asumir riesgos (porque sin ellos no hay vida, ni desarrollo, ni aprendizaje), y de ejercer su profesión desde una deontología intachable. 

Como señalan las Sociedades Francesas de Pediatría, en su brillante tribuna dirigida a toda la población: “El verdadero riesgo para los niños en esta epidemia del COVID-19 es privarles de un entorno socio-educativo beneficioso para su desarrollo, y de un seguimiento médico-preventivo, indispensable para su buena salud. Es urgente que los adultos controlemos nuestros miedos y sigamos adelante por el bien de la infancia

firmas_coronavirus

Si eres profesional de la infancia y estás de acuerdo con el contenido de esta carta, te invitamos a firmarla en el siguiente enlace.

Si eres familia, madre, padre, tia, abuela…o simplemente una ciudadana comprometida con la infancia puedes firmar pinchando aquí.

Tienes toda la bibliografía al final de este texto.

Muchas gracias por tu participación.

José María Paricio y Heike Freire

ACTUALIZACIÓN: ¡Enhorabuena! Gracias al movimiento que venimos creando desde hace meses, hemos conseguido que la ministra de Educación, Isabel Celáa, modifique su criterio. Queremos felicitarla y darle las gracias por su sensibilidad. Es un primer buen paso en la creación de una política educativa coherente, centrada en las necesidades de la infancia y en el necesario cuidado de la salud. Por eso, es ahora más importante que nunca que continuemos haciendo oír nuestra voz. Te agradecemos que sigas compartiendo esta carta.

Descargar está carta y para presentar a tu autoridad local:


Bibliografía

Bibliografía:

  1. Torres A, Silio E, Zafra I, Lucas B. “Así será la escuela: recreación de sus espacios en la era del coronavirus“. El País, 01.06.2020.
  2. Gudbjartsson DF et al. “Spread of SARS-CoV-2 in the Icelandic Population“. N Engl J Med. 2020 Apr 14.
  3. ISCIII. Estudio nacional de sero-epidemiología de la infección por SARS-Cov-2 en España. Informe preliminar 3 de junio 2020.
  4. Lavezzo E et al. Suppression of COVID-19 outbreak in the municipality of Vo, Italy. medRxyv-BMJ Yale 18.04.2020.
  5. CDC. Coronavirus Disease (COVID-19). Cases in the U.S. Last updated on June 8, 2020.
  6. CDC-MMWR. Laboratory-Confirmed COVID-19-Associated Hospitalizations U.S. Preliminary cumulative rates as of May 30, 2020.
  7. García García ML, Korta Murua J, Callejón Callejón A. Bronquiolitis aguda viral. Protoc diagn ter pediatr. 2017;1:85-102.
  8. NCIRS. COVID-19 in schools. The experience in NSW. Prepared by the National Centre for Immunisation Research and Surveillance (NCIRS). Australia, 26 April 2020.
  9. Munro APS, Faust SN. Children are not COVID-19 super spreaders: time to go back to school. Arch Dis Child. 2020 May 5;
  10. Creech CB. It’s True Even in a Pandemic: Children are Not Merely Little Adults. Clin Infect Dis.2020 May 30;.
  11. Danis K et al. Cluster of coronavirus disease 2019 (Covid-19) in the French Alps, 2020. Clin Infect Dis. 2020 Apr 11.
  12. Esposito S et al. School Closure During the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Pandemic: An Effective Intervention at the Global Level?. JAMA Pediatr. 2020 May 13.
  13. Bowlby J. (2014). Vínculos Afectivos: Formación, Desarrollo y Pérdida. (6ª edición). Madrid: Morata
  14. ONU. Declaración de los Derechos del Niño. Asamblea General de las Naciones Unidas, 20 de noviembre de 1959
  15. ONU. Convención sobre los Derechos del Niño. Asamblea General de las Naciones Unidas, 20 de noviembre de 1989.
  16. Jefatura del Estado. Ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989. BOE 313, 31
    de diciembre de 1990.
  17. Small, G. & Vorgan, G. (2008). iBrain: Surviving the technological alteration of the modern mind. New York: Harper Collins Publishers.
  18. Robinson et al. Screen Media Exposure and Obesity in Children and Adolescents. Pediatrics. 2017 Nov; 140(Suppl 2): S97–S101.
  19. Swing E et al. Television and video game exposure and the development of attention problems. Pediatrics. 2010 Aug;126(2):214-21.
  20. Christakis DA, Zimmerman FJ, DiGiuseppe DL, McCarty CA. Early television exposure and subsequent attentional problems in children. Pediatrics. 2004;113(4):708- 713.
  21. Hermawati D, Rahmadi FA, Sumekar TA, Winarni TI. Early electronic screen exposure and autistic-like symptoms. Intractable Rare Dis Res. 2018;7(1):69- 71.
  22. Orgilés, M et al. Immediate psychological effects of the COVID-19 quarantine in youth from Italy and Spain. PsyArXiv Preprints. 2020, April 21.
  23. Le quotidien du medecin. Covid-19: 20 présidents de sociétés savantes de pédiatrie réclament le retour des enfants à l’école. 13.05.2020.
  24. .Wang G, Zhang Y, Zhao J, Zhang J, Jiang F. Mitigate the effects of home confinement on children during the COVID-19 outbreak. Lancet. 2020 Mar 21;395(10228):945-947.
  25. Ortega JA. La salud medioambiental y su impacto en la calidad de vida pediátrica. Comité de Salud Medioambiental de la AEP.
  26. Constitución de la Organización Mundial de la Salud. Conferencia Sanitaria Internacional,
    Nueva York, 19 – 22 de julio de 1946.
  27. Martínez, M y Rodríguez Pascual, I (2020): Estudio infancia confinada. Enclave
  28. Carbonell, J (2020): Tres modelos escolares, tres maneras de entender la educación. Blog Pedagogías del siglo XXI. Diario de la Educación

¡Comparte este post!

Esta entrada tiene 131 comentarios

  1. Nieves

    Los niños y niñas son nuestro futuro, tenemos que pensar en su proteccion

    1. Heike Freire

      Muy de acuerdo contigo. Y en primer lugar proteger su infancia, que puedan vivirla plenamente. Un abrazo

      1. Iván M

        Mi apoyo a una escuela viva, creativa, que acompañe, que cultive, que despierte y motive y no que transmita datos y reglas vacías y menos aún temores absurdos…

        1. Heike Freire

          Muchas gracias Iván, totalmente de acuerdo contigo. Una escuela que eduque para la salud, entendida, como decían los médicos catalanes, en un congreso en 1976: “La salud es una manera de vivir autónoma, solidaria y gozosa”. Un abrazo

          1. Nerea

            Mil gracias por difundir esta información. Hace mucha falta informar. Gran trabajo. ¿Las familias no profesionales de la infancia ( madres/padres) en que enlace podemos firmar ?

          2. Gustavo Barone

            Soy de Uruguay y dirijo Somos Sonido, una institución que desarrolla actividades en el campo educativo entre otros. Transversalizamos distintas disciplinas como la sociología clínica y la psicología social con la musicoterapia,el movimiento expresivo del cuerpo,la música, la meditación, la bioenergética,psicodrama, chi kung y el sonido como una herramienta armonizadora. He leído con atención la carta que están firmando. Me parece maravilloso que exista una propuesta que movilice las conciencias colectivas como esta. Nosotros trabajamos específicamente con los equipos de la educación y sus trabajador@s, promoviendo la salud de los mismos y potenciando su capacidad creativa y su sinergia . Estamos en contacto. En Facebook nos encuentras por Somos Sonido. Nos interesa sobremanera intercambiar con quiénes están ayudando a mirar y a despertar nuevas maneras de potenciar el desarrollo humano. Gracias por tan lúcida y sensible iniciativa. Estamos en contacto. Saludos cordiales. Gustavo Barone

          3. Heike Freire

            Estimado Gustavo, muchas gracias por tu mensaje y enhorabuena por vuestro proyecto, muy necesario en estos tiempos. Os buscaremos en FB. Y si, seguimos en contacto. Un abrazo

        2. Olga

          Y por qué los niños a partir 5 primaria tiene llevar mascarillaen el recreo? No me parece justo, si todos están juntos, es una discriminalizacion!

          1. Heike Freire

            Muy buena pregunta Olga! Qué criterio se sigue para decir que por debajo de los 9 no y por encima sí? Es un criterio médico? científico? Educativo? Acaso los de 5 de primaria no necesitan socializar? O es que estamos poniendo las medidas en función de lo que se puede aceptar? de que resultan más fáciles de aplicar con niños más grandes? Porque su relación con la enfermedad es muy parecida: por debajo de los 20 años, apenas contagian ni se contagian. Un abrazo

      2. Angels Vendrell

        Por, favor pedid tambien que la educación en casa sea legal

        1. Heike Freire

          Hola Angels, gracias por tu sugerencia. De momento estamos intentando que los niños y niñas que así lo deseen y sus familias puedan ir a una escuela centrada en sus necesidades. Un abrazo y gracias también por tu apoyo

  2. Gabriele Parra

    Totalmente de acuerdo!!! SALUD no solo es el bienestar físico, sino también el bienestar emocional y social! Y más para l@s pequeñ@s en desarrollo…

    1. Heike Freire

      Así es Gabriele! y cuidar no consiste solo en ofrecer cuidados materiales, es atender también al mundo emocional, social…Un abrazo

      1. Daniel

        Totalmente de acuerdo. Este mensaje es muy necesario. Sólo discrepo en una cosa: el autismo no creo que sea causado por exposición a pantallas, quizá no queda claro este punto…

        1. Heike Freire

          Estimado Daniel, gracias por tu comentario. Es que la idea de autismo virtual suele ser mal entendida. Con ello no estamos diciendo que todo el autismo tenga origen en un exceso de exposición a las pantallas. En absoluto. Lo que decimos es que al menos una parte de los falsos diagnósticos o pre diagnósticos de autismo están relacionados con un exceso de pantallas en la primera infancia. De esto hay varios estudios serios. Y también estudios y evidencia clínica de como el exceso de pantallas afecta a la empatía y a las capacidades de socialización en niños y adolescentes. Espero habertelo aclarado. Intentaré introducir una pequeña frase en la carta. Abrazos

  3. Concepcion

    Graaaaciiiias!!!. Por fin me encuentro en este tiempo de incertidumbre, alguien que habla con sentido común, sentido pedagógico y amor sobre la realidad del Covi19 y la escuela coherente, vital y lúcida.

    1. Heike Freire

      Muchas gracias a tí Concepción por saber apreciar el trabajo. La infancia merece todo, toda nuestra honestidad, nuestro trabajo y nuestro amor. Un fuerte abrazo

    2. Marta

      Como abuela preocupada por todo lo que está aconteciendo de manera tan absurda y dictatorial a nuestro alrededor, durante estos meses…., no es este el espacio para dar mi verdadera opinión, te doy enormemente las GRACIAS por tu escrito, lo he sentido como mío al leerlo, ojalá llegue a buen puerto y nuestros niños y niñas no sigan sufriendo.

      1. Heike Freire

        Querida Marta, muchas gracias por tus palabras, por lo que dices y por lo que te callas. Necesitamos muchas abuelas como tú!!! Un fuerte abrazo, que disfrutes de tus nietos y nietas y gracias también por difundir.

  4. BENIGNO POLO CISTA

    Totalmente de acuerdo con el contenido teórico del documento aunque el listado de necesidades y soluciones podría ser más extenso.
    Además de todo lo dicho, tenemos que buscar alternativas para setiembre. Propuestas realistas que obliguen a los consejeros de la educación de los niños y niñas de sus Autonomias a volver a su escuela, con sus maestro, sus amigos, sus libros de papel, su patio, sus juguetes….
    Los maestros y maestras tienen también sus derechos y obligaciones… Y no digamos los papas y mamás… La sociedad entera… Sigamos buscando y poniendo en práctica medidas útiles para disfrutar de unos servicios muy mejorables. Entre todos podemos.

    1. Heike Freire

      Estimado Benigno, muchas gracias por tus palabras. Habría mucho más que escribir efectivamente sobre necesidades y soluciones. Jose María Paricio y yo hemos convocado una webinar para hablar de todo esto el próximo lunes. Un abrazo y gracias por difundir

      1. M. Jesus pascual benito

        Totalmente de acuerdo

        1. Heike Freire

          Muchas gracias por expresar tu punto de vista María Jesús. Somos muchas las que pensamos como tú. Un fuerte abrazo

  5. Victoria

    Estoy muy de acuerdo..no sé xq no se ha escrito y hablado más de todo esto…escucho a mucha gente decirlo..por fin alguien escribe sobre ello..gracias!

    1. Heike Freire

      Querida Victoria! Jose María Paricio y yo llevamos desde el principio de la crisis hablando sobre el lugar de la infancia y la necesidad de cuidarla. Gracias a tí por tus palabras y por difundir la carta entre tus contactos. Un abrazo

    2. Mari Luz Sanchez

      Me encanta un concepto de escuela donde compartir, aprender convivencia y desarrollo integral de la persona (no atiborrarla de conocimientos que no tienen que ver con conocerse, cuidarse y cuidar a los otros), sean las prioridades.
      Gracias!

      1. Heike Freire

        Hola Mari Luz, gracias por tus palabras Muy de acuerdo contigo. Necesitamos humanizar y naturalizar la escuela, para educar en el cuidado, el conocimiento de una misma de las relaciones con los demás…Un abrazo y gracias por tu apoyo

  6. Monica Yern

    Cuidemos la infancia.

    1. Heike Freire

      Si Monica, y no solo a nivel material, verdad? Un abrazo

      1. Soy Licenciado en Educación Física ( INEFC ). Es el mejor artículo que he leído sobre la problemática creada en la infancia a raíz del COVID. Como propietario de un centro de ocio infantil y como miembro de un sector que abarca a más de 400 empresas que nos dedicamos a los niños , deseamos que lo que defendéis tenga resultados ya que si no a la vuelta a la normalidad , no nueva normalidad, los niños no tendrán la posibilidad de visitarnos ya que estamos cerrando poco a poco .
        ABRAZOS NO VIRTUALES

        1. Heike Freire

          Estimado Miguel, muchas gracias por tu aportación. Esperemos que nuestra sociedad recupere la sensatez y empecemos a trabajar por el bienestar de la infancia. Mucha suerte con todo

          1. juanfran brotons

            Tenemos que despertar del este matrix al que nos someten cada vez con más imposición y en detrimento de nuestras libertades hagamos un esfuerzo por nosotros y por nuestro hijos #cambiodeparadigma

          2. Heike Freire

            Muchas gracias Juanfran, muy de acuerdo contigo. Como decían los médicos catalanes en 1976 la salud es una manera de vivir autónoma, solidaria y gozosa.
            Un abrazo

  7. Ione Miren Urrestilla

    Hay que reunirse y hablar , no podemos dejar que nos gobiernen así .

    Gracias Haike

    1. Heike Freire

      El próximo lunes a las 18:00 hacemos con Jose María un encuentro para hablar de todo esto. Os avisamos pronto. Un abrazo

      1. Paloma

        Es necesario un amplio debate y consenso sobre todo esto

        1. Heike Freire

          Así es Paloma, totalmente de acuerdo contigo. Hemos organizado una webinar para el lunes que viene a las 18:00 horas, para hablar de esto con todo aquel que esté interesado. Un abrazo

  8. Elena

    Fantástico escrito. Muchísimas gracias.

    1. Heike Freire

      Muchas gracias por tus palabras Elena! Un abrazo

  9. María

    Cuáles son los canales establecidos para hacer llegar a los órganos competentes está petición?
    Me duele imaginar a maestros con miedo, niños controlados, el estrés que representarían estás medidas está muy lejos de lo que es la escuela. Más allá de hablar, que TENEMOS que hacer?

    1. Heike Freire

      Hola María, muy buena pregunta. Estamos hablando con un par de bufetes de abogados sobre esto. El próximo lunes hemos convocado una webinar a las 18:00 horas para hablar de todo esto. Os pasaremos la info. Será estupendo contar contigo. Un abrazo

  10. ANA MARÍA

    Estoy indignadísima con todas las tonterías que he leído. Esos niños, viven con adultos que pueden sufrir el virus de manera muy seria. Qué pena que no hayan sacado más imágenes de las UCIS par ver lo que se ha vicido realmente.
    Claro que hay enfermedades que son muy graves para lps niños. Y van al cole, porque sus papás no se pueden quedar wn casa cuodándoles.
    Es una pena, lo sé, pero habrá que tomar todas las medidas necesarias para tener una escuela cercana y segura.

    1. Heike Freire

      Estimada Ana María, la descalificación “tantas tonterías” con la que empieza tu comentario es el argumento de quien no tiene argumentos. Entiendo tu dolor y tus miedos, pero te pido respeto por el trabajo y las ideas de los demás, igual que yo trato de respetar las tuyas. Un cordial saludo

      1. Sara

        Heike, Ana María ha esgrimido más argumentos a parte de ese “tantas tonterías” que quizá haya sido una ligera falta de respeto que estaba de más, por mucha razón que lleve. Me parece que contestar exclusivamente a esa pequeña salida de tono e ignorar todo lo demás sí que es el argumento de quien no tiene argumentos. A ver si te animas a aprobar y publicar más comentarios en contra de tus ideas, porque sospecho que nosotras no somos las únicas.

        1. Heike Freire

          Estimada Sara, publico todo lo que puedo, sin censura. Pero es verdad que a partir de las descalificaciones, ya no me quedan muchas ganas de leer..Y no creo que la falta sea ligera. Me parece grave que se llame tonterías a mi trabajo incesante en bien de la infancia y al de Jose María Paricio. En cualquier caso, si tu amiga quiere volver a escribir con más respeto, le contestaré con el mismo

          1. Angel

            Correcto!, que pena no se valore adecuadamente esto que estáis haciendo.
            Soy un papá y al encontrarme esta carta casi me emociona.
            Intento estar al tanto del estado de la cuestión de lo que ocurre y tengo clarísimo que sopesando pros/contras cuantas menos trabas respecto al sars-cov2 en el colegio más sanos vivirán y crecerán los niños.
            Observo una ola de miedo terrible que se proyecta sobre todos y sobre todo, por favor prestemos atención a los datos, a los hechos y a nuestras fuentes de información.

            Supongo que no hay carta para ser firmada por los padres.

            Muuuchas gracias por esta iniciativa!!

          2. Heike Freire

            Hola Angel, muchas gracias por tus palabras!. Y disculpa, habíamos puesto un enlace para familias, pero sin querer lo hemos borrado. Voy a volver a restablecerlo para que puedas firmar. Muchas familias se están organizando para entregar la carta por registro en las consejeríad de educación y en los ayuntamientos. Un abrazo y mucho ánimo con todo.

    2. Gema

      Bien por esos docentes que se preocupan por la salud mental de nuestros hijos! Los olvidados en el confinamiento con niños que han pasado miedo, ansiedad, ataques de histeria, pesadillas, etc…No conozco a ningún niño que haya enfermado ni ningún padre/madre de toooodooo mi círculo de amistades, y si hablo con la gente, lo mismo. La pandemia ha azotado gravemente, por desgracia, sólo a un sector bastante concreto y vulnerable que no son los niños ni sus padres/madres, a los que SI hay que proteger (ancianos y trabajadores Sanitarios) por lo que para mi, este manifiesto tiene mucho sentido. Gracias por aportar un poquito de sentido común dentro del caos.

      1. Heike Freire

        Qué sabiduría hay en tus palabras Ana María. Muchas gracias por tu comentario y por tu apoyo Un fuerte abrazo

  11. Natalia

    Terrazas llenas sin mascarillas, niños en los coles con medidas abusivas que tendrán una repercusión brutal.. Los más castigados cuando han dado el mayor ejemplo y con estudios que demuestran que no hay tal riesgo en ellos… Vergonzoso…

    1. Heike Freire

      Así es Natalia, una verguenza. Cuando veo a la gente en las terrazas, que además están en la franja donde hay más contagios (entre 20 y 50 años), me parece como si fueran zonas francas..es curiosísimo todo lo que está pasando, la irracionalidad, la irrealidad, la falta de sentido, el absurdo…Menos mal que muchas personas somos conscientes de ello.
      Un fuerte abrazo

  12. Luana Biondi

    Los niños de España y de todo el mundo merecen un futuro y una educación mejor de la que están recibiendo y de la que hemos recibido nosotros!

    1. Heike Freire

      Totalemente de acuerdo contigo, y creo que somos muchas personas las que sentimos, pensamos y creemos lo mismo. Un fuerte abrazo

  13. Fabiana

    Estoy totalmente de acuerdo

    1. Heike Freire

      Muchas gracias Fabiana! También por difundir. Por el momento han firmado 1140 profesionales y aún no he mirado cuántas familias. Abrazos

  14. Luis Marquez Robles

    Posiblemente los niños en el cole sin restricciones suponen un aumento de la expansión del virus. Pese a ello, creo que el coste social de estas restricciones es mayor. Por eso firmo, consciente también de la incertidumbre de la situación.

    1. Heike Freire

      Muchas gracias Luis, son comprensibles tus preguntas. Como bien dices hay mucha incertidumbre. Pero por nuestra parte tenemos algunas cosas claras: que los niños y niñas no tienen peligro con esta enfermedad, ni son peligrosos para otros. Que hay enfermedades mucho más graves para ellos y para sus familias, y jamás se han cerrado las escuelas por ello, ni se les ha confinado, ni se han impuesto medidas inhumanas en las escuelas. Y que los efectos colaterales de todo esto son muchísimo más graves que el número de contagios y sus consecuencias. Un abrazo

  15. Sabine Topp

    Yo no quiero que mis hijos aprenden vivir con esta paranoia..lo que deberian que aprender vivir sano para protegerse. Para que su sistema imùn esta fuerte. En caso que hay tantas normativas de mantener distancia yj prefiero que mis hijos siguen en casa hhasta que se calma la situacion

    1. Heike Freire

      Querida Sabine muchas gracias por tu aportación. Te entiendo perfectamente. Pero la escuela, con todos sus defectos, es una conquista social muy importante para todas. Por eso queremos defenderla Cualquier apoyo que puedas darnos será útil. Muchas gracias por compartir tu sentir (que es el de muchísimas familias) y también por compartir esta carta. Seguimos adelante porque los únicos intereses que pueden prevalecer en la educación son los de la infancia y sus familias. Un abrazo

  16. Fernando Crespo

    Enhorabuena, o enoramala quizás ya que es cierto al 101% cuanto expresas. En cuanto pueda transcribo íntegro tu enriquecedor texto en el sitio web donde colaboró, además de firmar la carta a quien(es) corresponda. Un fuerte abrazo, siquiera virtual.

    1. Heike Freire

      Muchas gracias Fernando, por tus palabras y por compartir el documento. El próximo lunes organizamos un breve encuentro a las seis de la tarde para hablar de todo esto. Otro abrazo de vuelta

  17. Eva

    Muchísimas gracias, Heike, por explicar tan bien lo que muchas sentimos. Un placer leerte, como siempre.

    1. Heike Freire

      Gracias por tus palabras Eva, y por difundir la carta cuyo valor social crecerá cuantos más profesionales y familias la firmen. Vamos ya casi por los 1200. Un abrazo

  18. Mercedes Benac

    De acuerdo en hablar de las necesidades de la infancia. Como pediatra y como persona lo veo muy necesario. No puede ser que no se organice y se cuide a todos los niveles la vuelta a la escuela, mientras se habla de todo lo demás.
    La situación de la educación de niños y niñas , de la comunidad educativa y las familias debe abordarse con toda profundidad y profesionalidad, sin más demora.

    1. Heike Freire

      Estimada Mercedes, muchas gracias por tu comentario, por la afinidad y el apoyo como profesional de la pediatría, algo enormemente valioso para nosotras. Cuando llevamos casi 1300 firmas de profesionales de la infancia recogidas, acabamos de enterarnos que el gobierno recula hasta 4 de Primaria. https://www.elmundo.es/espana/2020/06/10/5ee0b1f8fdddffd88d8b45bf.html. Pero creo que merece la pena seguir adelante. Un fuerte abrazo

  19. Keyla Hernández

    Muchas gracias por recoger todas estas ideas en una carta y hacerla llegar a quien corresponda. Cuidar a la infancia es el deber profundo que tenemos como adultxs. Cuidar la sociedad, cuidarnos.
    Entiendo que no sólo los profesionales pueden firmar, también familias y personas sensibles con la población infantil… Es así?
    Un gran abrazo y gracias Heike

  20. Nuria

    La Salud fusca, emocional y mental de los niños depende del correcto desarrollo de su motricidad, sobre la que se sustenta el resto de aprendizajes cognitivos y emocionales. Sin movimiento e interacción no es posible la educación .

    1. Heike Freire

      Completamente de acuerdo contigo Nuria! Gracias por tu apoyo. Parece que la ministra nos ha escuchado y ha cambiado ligeramente su postura. Pero vamos a seguir compartiendo la carta: ahora más que nunca necesitamos una política educativa coherente. Un abrazo

  21. Sandra CH

    Me llena de alegría ver que hay profesionales que se preocupan por la salud de lxs peques, tanto física como emocional.
    No tengo hijos pero sí dos sobrinas maravillosas y estoy muy preocupada por el futuro que les puede esperar con todo esto, por lo que agradezco profundamente estas acciones tan necesarias y hechas desde el amor.
    ¡Gracias, gracias y gracias!
    Un abrazo

    1. Heike Freire

      Querida Sandra, muchas gracias por tus palabras y por tu apoyo. Tus sobrinas tienen suerte de tener una tía consciente y comprometida. Agradecemos que sigas compartiendo. Y estás invitada a la reunión que organizamos el próximo lunes a las 18:00. Mañana os compartimos la información. Un abrazo

  22. Joaquín

    Hola Heike
    Soy pediatra en el hospital y efectivamente pienso igual que tú. En el año 2018 la gripe causó 15000 muertos entre niños y adultos en España. Nunca se han tomado medidas tan drásticas. No digo que el coronavirus no haya hecho estragos en el mundo, pero creo que las medidas no pasan por confinar a los más pequeños, sino a la población más vulnerable, mejorar la asistencia a dicha población en sus domicilios (pasa por revisar la ley de dependencia) e invertir en sanidad. Se llama Previsión e implica gastos de los cuales no se van a ver resultados de manera inmediata, pero eso los gestores no lo entienden. Si invertimos ahora evitaremos el colapso, las muertes innecesarias sin tomar medidas que no tienen impacto. Durante esta epidemia hemos visto un descenso de todas las enfermedades infecciosas, y eso repercute negativamente en el desarrollo de la inmunidad adquirida, esa inmunización por exposición y eso no es bueno, porque esas enfermedades se pasarán de adulto y determinadas patologías tienen peor evolución en adultos que en niños (por ejemplo la varicela). En fin, espero que recapaciten

    1. Heike Freire

      Estimado Joaquín, muchísimas gracias por compartir tu criterio, por tus palabras y por tu apoyo. Efectivamente, necesitamos convencer al gobierno para que invierta en Sanidad y Educación. Me parece la lección más evidente que debemos sacar de esta vivencia. Por si no lo has visto, gracias al movimiento que venimos creando desde hace meses, con vuestra participación, hoy la señora Celáa ha rectificado y ha dicho que solo aplicarán esas medidas a partir de 4 de Primaria. Es el momento de seguir haciendo oir nuestra voz. Muchas gracias por compartir. El próximo lunes a las 18:00 hemos convocado una reunión. Sería estupendo si pudieras asistir. Mañana haremos pública la información. Gracias de nuevo por estar ahí Un abrazo

  23. Sara

    “Por encima de cualquier epidemia, ¿acaso las criaturas no tienen derecho a ser acogidas como se merecen? ¿No tienen derecho a crecer, aprender y desarrollarse sin miedo? ¿A disfrutar de su niñez y desarrollarse plenamente? ” Mi respuesta a esto, y la de cualquier persona con sentido común, es ROTUNDAMENTE NO. Por supuesto que tienen esos derechos, pero NUNCA por encima de cualquier epidemia. No tienes ni idea de lo que hablas, hay que tener un orden de prioridades y la salud pública está por encima de cualquier cosa.
    Yo soy maestra con vocación, y sí, defiendo esa escuela cálida, esa enseñanza global, basada en la socialización, el contacto con la naturaleza y demás, pero debemos entender todos que ahora no es posible, desgraciadamente. Sí que espero que esta pandemia nos ayude a ver la educación de una manera más humana en el futuro, pero mientras no haya vacuna y exista riesgo de contagio, hay que tener mucha precaución. Se han sugerido (ya era hora, por cierto) medidas sensatas y con sentido como los grupos burbuja, en los que los niños puedan convivir y a la vez se acote y reduzca la posibilidad de contagio y por supuesto acostumbrando a los niños a unas medidas de higiene, ampliar espacios educativos y enseñar en la naturaleza (siempre que no te pille en invierno en el norte), reducir ratios y contratar más profesores, se está estudiando la manera de llevar a cabo una enseñanza lo más normalizada posible intentando evitar el contagio, y resulta que llegan “iluminadas” como tú que a partir de suposiciones sin base científica, como que los niños apenas se contagian, pretenden dar lecciones a los expertos en salud…Permíteme que te diga que dudo mucho que cualquier pediatra que se precie haga esas afirmaciones y que seguramente la OMS que mencionas en tu carta estaría en total desacuerdo contigo. No creas que por hacer alusión a entidades o colectivos logras ningún tipo de crédito, aquí lo que se demanda son hechos probados, y mientras no los haya hay que ser precavido. Que sepas que defender el contacto y respeto por la naturaleza, los derechos humanos y promover una escuela más humana y centrada en los alumnos y sus capacidades no está reñido con tener un poco de sentido común. Un saludo.

    1. Heike Freire

      Estimada Sara, te contesto igual que a la otra persona. Si quieres volver a escribir sin descalificaciones, podremos hablar. Hasta entonces que tengas un buen día. Ah y no me gustan las burbujas…prefiero las familias ampliadas, y las comunidades de cuidado. Buenas noches

  24. Arantza Etxabe Redin

    Por todos los derechos de los niños , sobre todo el derecho a ponerse enfermo y cuidado de su salud , el respeto para poder quedarse en su casa cuando este enfermo.Este derecho tan olvidado en esta sociedad tan egoísta y materialista.

    1. Heike Freire

      Querida Arantza, así es…por el derecho a vivir con mayúsculas, por el respeto a ser, porque una infancia viva nos humaniza, nos conecta con la Tierra…Gracias por tu aportación, Muy de acuerdo también con lo que dices sobre el materialismo. Un fuerte abrazo

  25. Javier

    Quieren gobernar la vida, sin las palabras de la razón, sin las manos del artista, sin la voz del pueblo

    1. Heike Freire

      Hola Javier, pues resulta que el principal atributo de la vida, como dicen los los biólogos Varela y Maturana es la autopoiesis, una realidad que se crea y se gobierna a sí misma. De ahí la dificultad. Un fuerte abrazo

  26. Beatriz

    Buenas tardes,
    Soy madre y médico. Estoy de acuerdo con vuestras ideas, reclamaciones y el movimiento impulsado.
    Desde hace meses me siento preocupada por el parón en las escuelas que creo que no ha ido acompañado de ninguna capacidad docente posiblemente por la situación, al principio impredecible, pero también por la falta de herramientas. También mis hijos han echado de menos el contacto con la escuela y la sociabilizacion. Ya pensaba que los coles necesitan un cambio de enfoque pedagógico más acorde con el avance de la pedagogía, y la vuelta al cole propuesta no solamente me parecen pasos inseguros y sin rumbo, sino pasos hacia atrás. Nuestros niños tienen derecho a avanzar.

    1. Heike Freire

      Estimada Beatriz, muchas gracias por tu aportación como madre y como profesional de la salud. Son ya 1600 los profesionales de la infancia que han firmado la carta, muchos de ellos como tú, del ámbito de la salud. Nos sois imprescindibles, igual que Jose María Paricio y toda la investigación que viene haciendo desde hace meses, sobre las últimas evidencias científicas que desde enero apuntaban ya a lo que enunciamos en la carta y que hoy ha reconocido la propia ministra de educación. Da esperanza una sociedad que se preocupa por su infancia. Verdad? Muchísimas gracias por compartir. Un abrazo, también para tus hijos e hijas

  27. JOSE LUIS PEREZ ANDRES

    COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON LOS ANTERIORES COMENTARIOS
    ES DE VITAL IMPORTANCIA POR LOS NIÑOS—TODOS LOS NIÑOS — Y OBLIGACION INEXCUSABLE DE TODOS LOS GOBERNANTES DOTAR DE CUANTOS MEDIOS SEAN PRECISOS A LA ENSEÑANZA PARA OBTENER EL MEJOR NIVEL DE CAPACITACION Y NORMAS DE VIDA…SON EL FUTURO !!!! Y BIEN SE PUEDE PRESCINDIR DE MUCHOS OTROS CAPITULOS, DE MUCHA MENOR IMPORTANCIA

    1. Heike Freire

      Exactamente Jose Luis! Obligación inexcusable de todos los gobiernos de dotar a la salud y a la infancia de los mejores medios. Por eso, como ciudadanos y ciudadanas, nuestro debe es exigirlo. Un abrazo y muchísimas gracias por compartir

  28. Joan Marc

    Muchas gracias Heike por defensar la infancia sin tapujos desde el primer momento. Nosotros tenemos un Jardín infantil en la naturaleza y tambien vimos la exclusión y gravedad a la que estaban siendo expuestos los niños, además de ser totalmente ignorados. No fueron nombrados hasta que personas como tú mostraron públicamente la opinión crítica. Compartiremos tu carta con nuestro entorno. Saludos cordiales.

    1. Heike Freire

      Querido Joan Marc, muchas gracias a ti por tus palabras, tu reconocimiento a nuestra labor, que es también la de Jose María Paricio y tantas otras personas que, como tú nos apoyan en esta tarea. Son ya casi 1700 profesionales de la infancia los que han firmado esta carta. Mañana intentaremos poner la lista, al menos de aquellas personas que quieren hacer público su nombre. Un fuerte abrazo y enhorabuena por vuestro trabajo. Seguro que muchos niñas y niños y sus familias os lo agradecen también. Un abrazo

  29. Rosa Baltasar

    Doy las gracias de todo corazón porque haya un rayo de luz ante tanta oscuridad y desubicacion.

    1. Heike Freire

      Querida Rosa, muchas gracias a tí por tus palabras que nos dan calor y aliento para continuar trabajando. Un fuerte abrazo

  30. Ana Maria Fernandez Felipe

    Estoy de acuerdo con muchos aspectos y firmo esta carta, aunque modificaría la relación del.uo de pantallas con hiperactividad y autismo. Desgraciadamente son factores biológicos, el TEA es un trastorno del neurodesarrollo que nada tiene a ver con el uso de pantallas. Esto lo deberíam cambiar en su carta.

    1. Heike Freire

      Querida Ana María, es un aspecto de la carta que necesitaría mejor explicación, tal vez le de una vuelta para poner una frase aclaratoria. Verás, no estamos diciendo que todas las dificultades de atención y de socialización tengan origen en las pantallas. Lo que queremos decir es que hay niños y niñas con diagnósticos de TEA y de hiperactividad que muchos profesionales pensamos que lo que tienen en realidad es un exceso de exposición a las pantallas. Así lo muestran diversos artículos y lo venimos denunciando profesionales de la infancia desde hace 20 años. Si bien sobre los factores biológicos no podemos actuar directamente, sí podemos hacerlo sobre los entornos donde crecen los niños y niñas. Entornos que, como bien dicen los pediatras ambientales, afectan decisivamente a su salud y a su desarrollo. Un abrazo y muchas gracias por tu aportación

  31. Beatriz

    Estoy de acuerdo con lo expueto .El sistema pretende formatear a los niños (lo que siempre ha hechobperobcon disimulo) y adestrammiento puro y duro.Es intolerable que hagan esto ni con los niños ni con los adultos solo hay una manera de controlar divide y venceras nos estan tomando el pelo y la mayoria ni se dan cuenta. Gracias

    1. Heike Freire

      Gracias a tí Beatriz por tu comentario. El caso es que, aunque unos tienen más poder que otros, todas formamos parte del sistema. Y los 2000 profesionales que hemos firmado la carta, no estamos por la labor de adiestrar y robotizar a la infancia sino todo lo contrario. Gracias por difundir! Un abrazo

  32. Marianna Ponte

    Infinitas GRACIAS por esta carta, por este resumen.
    Me siento profundamente identificada con cada palabra, soy madre de una niña de 11 años.
    Lo que más me sorprendió – para mal – es la casi CERO oposición por parte de las madres de los compañeros de mi hija. Es más, al salir el artículo en El País, estaban encantadas con esas medidas para sus hijos, absolutamente INHUMANAS. Menos mal que el propio director es un hombre sensible y sabe que la mascarilla + distanciamiento social, podrían causar un grave daño mental a los niños…
    ¿Es que muchas madres no lo ven?
    ¿Tienen sensibilidad con sus hijos, los entienden al menos un poco?
    ¿Tienen corazón?
    ¿Pretenden destrozarles la infancia “por su bien” a causa de un virus más flojo que una gripe?
    Me pregunto si son capacitadas para ser madres al estar de acuerdo con esa tiranía fría y anti-humana que se pretende implantar en los colegios a partir del septiembre…
    Yo lucho con todas mis fuerzas, estoy en el contacto con el director del colegio de mi niña.
    GRACIAS POR TU INICIATIVA, HEIKE.
    Estoy conmovida y profundamente agradecida…

    1. Heike Freire

      Querida Marianna, gracias a ti por tus palabras. Te entiendo perfectamente. En estos momentos necesitamos hacer un esfuerzo de empatía y comprensión hacia las personas que sienten miedo. Después de todo, se nos ha asustado bastante no crees? Por otro lado, tenemos una cultura de cuidados centrada casi exclusivamente en lo material, que descuida casi por completo los aspectos emocionales, tan importantes en la infancia. Por último, bueno no todos los científicos están de acuerdo en que el coronavirus sea más flojo que la gripe, las cifras cada uno las presenta como quiere, y en fin, es verdad que es algo nuevo. En cualquier caso, lo que si está probado es que a los niños y niñas les afecta mucho más, como dice Jose María Paricio, la bronquiolitis. Tienes suerte con tu director. Cuidaros mucho. Seguimos en contacto. Un abrazo

  33. Victoria López García

    Comparto todo lo dicho y me sumo

    1. Heike Freire

      Muchas gracias Victoria! Ya somos más de 2000 profesionales y las firmas siguen creciendo. Encantadas de contar contigo. Un abrazo

  34. Emilia Carabantes Roy

    Soy una abuela de 73 años y estoy emocionada con la carta y con tantas respuestas positivas, la mía por supuesto está de acuerdo con ellas, y muy agradecida y contenta de sentir que hay muchos seres responsables ocupándose de lo que es tan importante como la educación. Gracias gracias gracias.

    1. Heike Freire

      Querida Emilia,
      sí, las abuelas sois imprescindibles para la infancia! Muchos de nuestros mejores recuerdos de niñas son con vosotras. Hemos recibido muchas firmas y algunos comentarios vuestros. Mil gracias por tus palabras. Nos dan ánimos para seguir adelante. Un fuerte abrazo

  35. Ana

    Muy interesante el artículo,necesitamos protección para la infancia y sus familias,necesitamos una vida normal afectuosa y con cariño,mejorando el sistema educativo para llegar con salud emocional a alcanzar respetuosamente la calidad en cuanto a su mejora educativa

    1. Heike Freire

      Así es Ana, muy de acuerdo contigo. Las emociones son fundamentales en la infancia, y tenemos que cuidarlas. Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu apoyo

  36. Inma

    Quiero una educación para todos los alumnos digna y con una enseñanza más en la educación que en estudiar cosas que en el día a día puedan aprender a valorar y ser más amables están llenando la mente de unos niños en marionetas todos por las redes sociales están intoxicado sus mentes

    1. Heike Freire

      Gracias Inma, por eso estamos todas trabajando. Una abrazo

  37. María

    Siento qué sólo pueda ser firmada y apoyada por los profesionales. Pero les brindo todo mi apoyo. Por Dios, no se pueden tolerar ciertas medidas ♨️Gracias por su iniciativa y mucho ánimo, a seguir fuertes!!

    1. Heike Freire

      Hola María, pues te pedimos disculpas porque sí habíamos hecho un link para que firmaran familias y ciudadanos en general pero no hemos debido borrarlo sin querer. Muchas gracias por avisarnos. Restablecemos el link. Un abrazo

  38. Nerea

    Gracias por dar difusión a esta información y por crear este movimiento. Hace mucha falta. ¡Gran trabajo! ¿ Las familias no profesionales del sector de la infancia donde podemos firmar?

    1. Heike Freire

      Hola Nerea, hemos añadido un enlace para las familias. Si tienes cualquier problema para encontrarlo nos puedes escribir. El lunes en la reunión hablaremos de las acciones que vamos a emprender. Gracias por difundir. Un abrazo

  39. Fabiola

    Muy de acuerdo!!! y apollo este escrito, y dicho x profesionales en la materia

    1. Heike Freire

      Gracias por tu apoyo Fabiola, y por difundir Un abrazo

  40. Antonio

    Pues discrepo bastante de lo que he podido entender, parece ser que tiene que primar más la parte psicológica y en mi infinita ignorancia creo que en el equilibrio está probablemente la mejor solución. Que es muy difícil por supuesto, pero los extremos son peor. Debe imperar el sentido común y mantenerse un equilibrio ya que de otra manera estaríamos abocados al fracaso. A día de hoy prácticamente casi ningún científico se atreve a realizar ninguna de las afirmaciones que aquí se exponen en referencia al covid-19, por lo tanto y ante tal desconocimiento con base real y científica no me parece bien el planteamiento que se expone. Dicho esto he de decir que estoy totalmente de acuerdo con las premisas expuestas con respecto a la educación y la importancia de los procesos cognitivos en la interacción de las personas entre sí, máxime en las etapas más importantes y críticas del aprendizaje y desarrollo evolutivo que tenemos desde la infancia a la edad adulta. Seamos críticos atendamos a principios empíricos, no queramos ser igual que nuestros políticos vendiendo humo. Por lo demás me encanta saber que hay mucha gente que se preocupa por la educación y la enseñanza que es la semilla del futuro. Hagamos entre todos un futuro mejor.

    1. Heike Freire

      Estimado Antonio, entiendo que te parezca que hay demasiada psicología y atención a la emocionalidad en la carta. Sin duda es para compensar esta gestión materialista de la crisis que trata a las personas y, en particular, a los niños y niñas, como si solo fueran cuerpos y mentes. Resulta que el mundo emocional es el más importante en la infancia. Dicho esto por neurocientíficos, pediatras y otros profesionales. Sin duda hay que equilibrar, pero en el sentido de las necesidades. Por lo que se refiere a la base científica de todo lo que exponemos, tienes toda la bibliografía en la página 2, y solo es una selección. Un cordial saludo

  41. Maria

    Una àvia amoïnada. Molt agraïda de sentir que hi ha molts éssers que pensen amb les criatures que després seran adults d’aquest país i del món, ens mereixem lo millor.
    Em de fer un esforç d’empatia i compassió per tots els éssers.
    Signó i os dono les gracies per explica-ro amb tan amor, els que molts pensem i sentim el mateix.

    1. Heike Freire

      Estimada Maria, les àvies sou molt importants per als néts, i per a tota la societat. Guardeu la memòria i el sentit. Una forta abraçada i moltes gràcies per les teves paraules

  42. INES

    La infancia es el futuro.
    Luchemos por ellos.

    1. Heike Freire

      Así es Inés, y la infancia también es el presente. Una infancia viva nos humaniza. Gracias por tu apoyo. Un fuerte abrazo

      1. Ana C.

        De acuerdo salvo en lo de que la ministra ha escuchado. La ministra se ha tapado los ojos en vez de tomar medidas que aunen la protección y la humanización de la escuela.

        1. Heike Freire

          Estimada Ana, tal vez tengas razón. Acabo de leer el contrato millonario que han firmado para adquirir dispositivos tecnológicos y tengo que reconocer que no, que mucho no escuchan… Un fuerte abrazo y gracias por tu apoyo

  43. Gema

    Con toda esta argumentación que dan deberían hacer una hoja pra recoger firmas y presentarla al gobierno.

    1. Heike Freire

      Hola Gema, eso es exactamente lo que estamos haciendo. Muchas gracias por tu apoyo y por la difusión.
      Un cordial saludo

  44. Ricardo García de León

    El bienestar de la infancia, su protección y desarrollo, debería ser una prioridad política e institucional.

    1. Heike Freire

      Estimado Ricardo, totalmente de acuerdo contigo. Pero en España, parece que la infancia es un asunto privado. Esto lo tenemos que cambiar entre todas.Un abrazo y gracias por tu apoyo

  45. Pilar

    Es esencial que la infancia se desarrolle y crezca desde su condición humana. No hay escuela posible sin humanismo ni humanidad.

    1. Heike Freire

      Querida Pilar, qué bien expresado. Muy de acuerdo contigo. Es la naturaleza humana (además de la biosfera) la que, si no creamos escuelas más humanas, acabará siendo destruida. Un abrazo y gracias por tu apoyo y por la difusión

  46. Inma

    Casi en todo, totalmente de acuerdo. Como Educadora Infantil…estoy preocupada con el inicio sin unas pautas claras, con mascarillas “quirúrgicas”??? y un sin fin de dudas que nos surgen y estamos trabajando en hacerlas llegar a la administración.
    Creo que es nuestra oportunidad de luchar entre todos, Instituciones, educadores, directores, etc, de crear una RED en pro de la infancia. Con una escuela más respetuosa y cálida….que les alfombre su camino de baldosas amarillas. Enhorabuena por tu texto. A partir de ahora tienes una seguidora.Gracias por compartir.

    1. Heike Freire

      Querida Inma, muchas gracias a tí por tus palabras que comparto totalmente. La carta está a disposición y se puede descargar si queréis incluirla en algún dossier que estéis preparando o bien entregarla en registro en tu consejería. También hemos pedido audiencia en el ministerio de educación. Queremos una escuela sin protocolos impuestos desde afuera que anulan los proyectos educativos, centrada en las necesidades de la infancia y de la comunidad educativa, que revise sus procesos e introduzca en ellos las acciones y medidas encaminadas a cuidar y educar para la salud (y no solo “defenderse del covid”), y con buena parte de su actividad desarrollarda en el exterior donde hay menos contagios y que es mucho más saludable. Hoy, por fin, la Asociación Española de Pediatría ha reconocido que niños y niñas no son los supercontagiadores que nos habían dicho. Vamos por buen camino. Seguimos en contacto, gracias por tu apoyo y aquí nos tienes para lo que sea

  47. María Navarrete

    Totalmente de acuerdo con toda la información y exposición sobre este tema.
    Soy abuela y me preocupa mucho cómo se está utilizando una supuesta pandemia para controlar a la población de forma fácil y con medios mínimos (miedo e informaciones contradictorias).
    Sino rectifican, las medidas impuestas para los escolares, me parecen una aberración.
    El mal puede ser menor si aprovechan para crear escuelas pensadas más para crecer con salud física y emocional, que para competir en un mundo feroz donde prima el egoísmo y lo material.

    1. Heike Freire

      Estimada María, muchas gracias por tus palabras y por tu apoyo. La sabiduría de las abuelas nos es imprescindible. Deseo que disfrutes un feliz verano con tus nietos y/o nietas. Un abrazo

  48. María jose

    Hola, buenos días. Estoy totalmente de acuerdo,y pienso como madre de cuatro niños.

    1. Heike Freire

      Querida María José, muchas gracias por tu apoyo y por tus palabras Enhorabuena por tu amplia maternidad. Que disfrutéis mucho del verano. Un abrazo

  49. Anna Carpena casajuana

    La ONU nos indica el camino atender el bienestar de niños y niñas

    1. Heike Freire

      Así es Ana, y la propia OMS cuando define la salud como bienestar holístico, integral. Un abrazo y gracias por tus palabras y tu apoyo

  50. Esther

    Gracias Heike. Gracias a personas como tú cambiará el mundo y la humanidad, la ternura, el amor y el respeto serán los que guien la sociedad y la cultura

    1. Heike Freire

      Muchas gracias a tí Esther, juntas lo cambiaremos. O al menos lo intentamos…Un abrazo

Deja una respuesta